Otros

Padres e hijos: ¿quién manda en la mesa?

Según un estudio realizado recientemente en nuestro país sobre hábitos infantiles de nutrición y deporte, la mitad de los niños españoles rechaza lo que le ponen en la mesa y un 30 por ciento sólo come lo que le gusta, tratándose, normalmente, de alimentos que se encuentran fuera de una dieta adecuada para los más pequeños de la casa.

Condicionados por la carencia de tiempo y por un entorno social que induce a los niños a contradecir los fundamentos de una alimentación equilibrada y a incrementar el sedentarismo en su tiempo de ocio, madres y padres tienen cada vez más dificultades para transmitir a sus hijos hábitos saludables.

Ésta es la conclusión más importante que se extrae del Estudio Fundación Sanitas sobre los hábitos infantiles de nutrición y práctica de ejercicio físico elaborado por la consultora PAC, en el que han participado 1.620 familias con hijos de entre 6 y 14 años de toda España, con entrevistas individuales a madres e hijos, realizadas en 2007.

Todas las madres consultadas en el estudio, de las que un 67 por ciento trabaja fuera de casa, están de acuerdo en que, actualmente, el principal problema para fomentar una alimentación sana en sus hijos tiene su razón de ser en la dificultad para conciliar la vida laboral y personal.

Y es que el estilo de vida actual impone tanto a los progenitores como a sus hijos un ritmo acelerado, donde es difícil planificar las comidas de la semana y se acaba por sucumbir a la rapidez y comodidad que ofrecen la cocina rápida y los productos preparados y congelados. Así, no es de extrañar que el 88 por ciento de las madres coincidan en que los hábitos de cocina han cambiado mucho en los últimos años.

La principal preocupación de las madres actuales es que sus hijos coman de todo, sin preocuparse si la cantidad o el momento son los adecuados. Aunque muchas ya se muestran preocupadas por el avance del sobrepeso infantil, ninguna parece saber qué medidas tomar (desde racionar los alimentos hasta apelar al autocontrol de los propios niños) para atajarlo de forma correcta. En este sentido, los progenitores encuestados consideran que les falta información a fin de poder garantizar una dieta equilibrada para sus hijos.

Fuente: Saludalia

 
06 Feb 2008 por Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Categoría: Otros